10 Aparatos para dejar de roncar – Stop Ronquidos ahora!

Detallamos 10 aparatos para dejar de roncar y explicamos porqué si o porqué no funcionan. Discubre cuales 3 productos para no roncar realmente funcionan.

Los 10 mejores aparatos para dejar de roncar

1. Mascara CPAP – LA MEJOR SOLUCIÓN PERO MUY INTRUSIVO

Este es uno de los aparatos para dejar de roncar más aparatosos, valga la redundancia. Los dispositivos CPAP son unas máquinas eléctricas que funcionan enviando aire ambiental a presión a través de la nariz y la boca, asegurando una fluidez de la corriente respiratoria que elimina los ronquidos, mediante una mascarilla que se sujeta a la cara y que está conectada a la máquina mediante un tubo.mascara-cpap

¿Y por qué decimos que es aparatoso? Pues porque la máquina, al estar conectada por un tubo por el que fluye el aire, impide muchos movimientos a la persona que lo está usando, por peligro a que se caiga. Además las opiniones de las personas que lo han utilizado lo tachan como un aparato bastante incómodo y molesto de usar, que puede llegar a causar dolor de cabeza. Además, este tipo de máquinas por su complejidad y su elevado precio de venta suele ser un último recurso al que acuden las personas que padecen de ronquidos.

Conclusión: El planteamiento es sin duda bueno, pero llevarlo a la práctica puede suponer demasiadas complicaciones como para que una persona dependa de esta máquina durante mucho tiempo. En los casos de ronquidos más extremos, este dispositivo ha obtenido muy buenos resultados, pero sigue manteniendo una posición muy por detrás de otros dispositivos para dejar de roncar. Un aparato antironquidos que simplemente es demasiado intrusivo.

2. La férula antironquidos – EFECTIVA & ECONÓMICA

Llegamos a los dispositivos que más repercusión han tenido en el campo de los aparatos para dejar de roncar. Las férulas antironquidos, o dispositivos de avance mandibular si nos ponemos técnicos, son unas placas que se colocan entre las mandíbulas y modifican la manera en la que las personas cierran la boca mientras duermen al avanzar unos milímetros la mandíbula inferior, permitiendo mantener las vías respiratorias lo bastante abiertas para dejar para el aire a la vez que se favorece que la persona permanezca con la boca cerrada toda la noche.

Este tipo de aparatos para dejar de roncar pueden conseguirse por internet, en algunas farmacias o parafarmacias y a través de las consultas dentales si se encargan especialmente a medida. Su uso, simple y efectivo, es el que más adeptos tiene por ahora, a pesar de que muchos usuarios se han quejado alguna vez de que puede resultar un poco incómodo en sus primeros usos.

Conclusión: las férulas son unos de los métodos más directos para tratar el problema de los ronquidos gracias a su mecánica, son efectivos para el 90% de las personas que sufren de los ronquidos. Simplemente es uno de los mejores productos para no roncar.

Un buen ejemplo de una férula stop ronquidos es la marca Don Antironquidos, abajo te mostramos un video informativo sobre cómo funciona:

3. Dilatadores nasales – COMPLEMENTO PARA DORMIR MEJOR

Estos aparatos para dejar de roncar conocidos como los dilatadores nasales consisten en un discreto dispositivo formado por dos pequeños conos, cuyos picos están abiertos, unidos por un tira curva que normalmente es de plástico. Los conos se introducen en los orificios nasales y facilitan la apertura de los conductos nasales reduciendo así la resistencia del paso del aire a través de la nariz y mejorando la respiración. Otro formado de dilatador nasal es en realidad un dispositivo con forma de pinza que se agarra al tabique nasal desde cada orificio ayudando a abrir las vías.

La entrada directa del aire los orificios nasales permitiría a la persona reducir el consumo del aire por la boca, disminuyendo así las posibilidades de que la abra y vibre el paladar. La mejor oxigenación del cuerpo y del cerebro ayudan a la persona roncadora a sumergirse en un descanso más profundo.

Conclusión: Este tipo de aparato únicamente tienen resultados verdaderamente satisfactorios cuando se trata de ronquidos nasales, que no tienen el mismo comportamiento laríngeo de quienes roncan por la boca. Entonces no es tan efectivo porque roncamos por mayormente por la boca.

4. Almohadas antironquidos – EFECTIVA PARA ALGUNOS

Habiéndose demostrado científicamente que la postura durante el sueño es una de las principales razones por las que las personas comienzan a roncar durante la noche, no era de extrañar que alguno de los aparatos para dejar de roncar probaran la baza de modificar la conducta nocturna. Uno de los casos más sonados es el de las almohadas antironquidos.

Este tipo de gadget para dejar de roncar tiene un mecanismo tan simple como estar especialmente diseñada para provocar que la persona roncadora se mantenga en una postura lateral durante toda o casi toda la noche.  La razón: dormir boca arriba aumenta el nivel y la intensidad de los ronquidos. Al estar tumbada la persona mirando al techo, la lengua acaba desplazándose hacia atrás y arrastrando el paladar blando que bloquea el paso del aire de forma que vibre. Son estas vibraciones las que dan lugar a los molestos ronquidos.

almohada-antirronquidos

Las almohadas antironquidos son por ello un tipo de aparato para dejar de roncar de carácter postural que se pueden encontrar en muchos tamaños y con diferentes formas, según el tipo de persona. Suelen ser de un material viscoelástico que acopla la forma de la cabeza permitiendo mantenerla en una posición.

Y no hay sólo una modalidad de almohada, de hecho. Existen otro tipo de almohadas que incorporan en su interior mecanismos electrónicos que reaccionan los ronquidos efectuando movimientos mediante un motor gracias al cual la persona se acaba despertando y cambiando de postura de nuevo. Sin embargo, no recomendamos para nada este tipo de aparato dada la potencial frustración que puede general en el afectado.

Conclusión: Las almohadas antironquidos pueden ser una buena solución temporal para ayudar a la persona a modificar un mal hábito al dormir, pero no se puede asegurar por supuesto que durante toda la noche vaya a hacer efecto dado que no hay nada que le impida a la persona moverse y recuperar inconscientemente su postura boca arriba.

 

5. Pulseras antironquidos – COMPLETAMENTE INÚTIL

Otro de los aparatos para dejar de roncar que no gozan de una muy buena fama entre los roncadores habituales son las pulseras antironquidos. Estos aparatos ya no son tan simples, sino que tienen un funcionamiento sutil pero algo más elaborado. Sin embargo, siguen sin ser útiles para muchos de los usuarios y eso se puede comprobar simplemente acudiendo a los comentarios sobre el productos en las webs en las que se vendan.pulsera-antirronquidos

Este tipo de aparatos para dejar de roncar se fijan a la muñeca del roncador como un reloj de correa con unos pequeños electrodos en contacto con la piel. La teoría dicta que, conforme comienzan a aparecer los ronquidos, la pulsera se activará mandando pequeños impulsos eléctricos a una intensidad bajísima que neutralizan los ronquidos.

Conclusión: No existe una verdadera base que haya demostrado empíricamente que este mecanismo pueda llegar a funcionar, al menos a corto plazo, lo que se puede comprobar en internet. A pesar de los posibles efectos que los impulsos eléctricos tengan en el organismo de la persona, no es un método tajante que elimine verdaderamente el problema de los ronquidos. Por lo cual no pertenece a los productos para dejar de roncar.

6. Sprays antironquidos – FUNCIONAN PERO BREVEMENTE

Los sprays antironquidos son un método diferente para dejar de roncar ya que se utilizan como un producto médico más centrado en eliminar el exceso de flujo nasal que provoca, sobre todo en niños, los casos más débiles de ronquidos. Es por esto que no tienen una fuerza ni eficacia demasiado potente.

Aplicado directamente con una pulverización sobre la garganta antes de ir a dormir, los componentes estos sprays tienen un efecto en la laringe y el paladar que fortalece los músculos y a la vez actúa de antiinflamatorio y lubricante. El fortalecimiento de los músculos y los tejidos blandos de la boca permite a la garganta una apertura mayor que deja pasar el aire. La rigidez y tirantez de los músculos favorece que haya una menor resonancia y vibración.

spray-antirronquidos

Los sprays antironquidos se pueden encontrar en farmacias o herboristerías, por lo que pueden estar compuestos por productos naturales o químicos inofensivos. Su uso, aunque antes habitual, ahora está quedado relegado a casos minoritarios y sin gravedad alguna.

Conclusión: A pesar de sus efectos paliativos de afecciones que pueden derivar en ronquidos, los sprays antironquidos no son un método que atajen directamente el problema principal. Además, su efecto es limitado y temporal, ya que tras unas horas el líquido dejado por la vaporización habrá sido absorbido del todo.

7. Tiras nasales – INÚTIL CONTRA RONQUIDOS

Las tiras nasales son otro tipo diferente de dilatador nasal que permiten abrir y expandir las vías de respiración de los orificios nasales de una forma un poco más cómoda que los dilatadores antes mencionados, mediante unas tiras adhesivas que se fijan por fuera la nariz. Su invención respondía en un principio a exigencias respiratorias deportivas, pues permitía a los deportistas controlar su respiración nasal y potenciarla por encima de la bucal.

tiras-nasales-para-dejar-de-roncar

Conclusión: Al igual que ocurría con sus homónimos internos, estas tiras nasales no son unos buenos aparatos para dejar de roncar ya que su función es mayormente mejorar el flujo del aire por la nariz, pero no impide la vibración del paladar blando ni reduce la resonancia de los ronquidos.

Aparatos para dejar de roncar menos convencionales

También existen unos métodos y aparatos para dejar de roncar que son increíblemente menos convencionales que los mencionados y cuya eficacia ponemos totalmente en duda, además de ser alguno de ellos bastante incómodos según sus usuarios.

8. Arnés para dormir de lado – INCÓMODO

Ya sea en forma de arnés o de camiseta, estos antironquidos son de carácter postural y consisten en una especie de chaleco que llevan a la espalda adosado algún tipo de resistencia que impide que la persona se acueste boca arriba debido a la incomodidad que le produce.

Como cabe esperar, no es ningún tipo de aparato milagroso tampoco y realmente no tiene por qué dejar de ser útil, aunque ni técnica ni científicamente este tipo de métodos para dejar de roncar tienen ninguna base. Las almohadas mencionadas en primer lugar servirían al mismo propósito.

Conclusión: A base del uso podría llegar a producirse en la persona un cambio conductual que le lleve a acostumbrarse a dormir siempre de lado o boca abajo, pero no deja de depender de cada persona que esto ocurra o no.

9. Correa para la barbilla – INCÓMODO

Esta solución propuesta por alguna empresa de internet es una de las más bizarras que se puedan encontrar. La correa antironquidos no es más que una banda de tela o de algún material textil y flexible que se coloca en la cabeza desde la barbilla hasta la zona superior creando una tirantez que hace que la boca permanezca cerrada toda la noche.

correa-para-la-barbilla-antirronquidos

Conclusión: ¿Incómodo? Seguro. ¿Eficaz? Lo ponemos en duda.

10. Anillos de acupresión – INÚTIL

Y para finalizar, nos encontramos ante uno de los aparatos para dejar de roncar más homeopáticos de todos. El anillo de acupresión es un pequeño aro que se coloca en el dedo meñique de la mano derecha para los hombres y la en mano izquierda para las mujeres y, con sus efectos magnetizantes, de alguna forma presume de poder reducir el nivel y la intensidad de los ronquidos. Se pueden llegar a utilizar dos anillos si los ronquidos son muy intensos, según se explica en las webs de venta.

Conclusión: La falta de información y base científica de este anillo, en comparación con otros aparatos para dejar de roncar como pueden ser las férulas dentales, es un punto realmente importante a tener en cuenta a la hora de analizarlo como un aparato para dejar de roncar que cumple su cometido. Ciertamente es innovador y hasta cierto punto creativo, pero no deja de ser un dispositivo más de dudosa eficacia.

¿Entonces cual es el mejor aparato para dejar de roncar?

Como ven, existen múltiples opciones en el mercado para solucionar un problema que es tan común como los ronquidos crónicos que provocan apnea y otros trastornos del sueño. Sin embargo, no todos son aptos para todas las personas que lo padecen ni desde luego se puede asegurar que tengan un verdadero resultado satisfactorio para todo el mundo.

Dado que los ronquidos son principalmente un problema que se genera en la laringe y la garganta, habría que escoger métodos que estén dirigidos totalmente a facilitar el paso del aire expresamente en esa zona. De los productos mencionados, son las férulas dentales y el CPAP los aparatos más adecuados. Sin embargo, como hemos señalado, el dispositivo CPAP resulta complicado de manejar y su precio puede resultar excesivo y poco accesible para muchas personas. Por otro lado, las férulas dentales son una alternativa mucho más sencilla de utilizar, de conseguir y a la vez increíblemente eficaces debido a su mecánica.

La férula Don Antironquidos es efectivo para el 90% de las personas que sufren de los ronquidos y ofrece la posibilidad de probarla sin compromiso.